Grupo Juvenil de Comunidad Cristiana de México en Chilpancingo!

EL AMOR DEL PADRE. (Eduardo Alcaraz Trinidad)

El dia que conocemos a Dios como papito, las cosas nunca vuelven hacer igual.

Son más de las 12 de la noche y aun no he podido dormir, el reflejo de la luz del televisor y el sonido de risas que emitían las caricaturas no me dejaban concebir el sueño, al contrario mi hermano solo se reía y reía de dichas caricaturas.

Al ser el hijo mayor de mis padres me fueron delegadas varias responsabilidades en la casa, una de ella y la mas importante fue el cuidado de mis hermano. Con el tiempo aprendí que más que hermano mayor para ellos era como un papá. Fue en ese entonces que el amor paternal en mi, se comenzó a formar, cuidaba, ayudaba y veía  a mis hermanos en todo lo que podía. Mi vida era ellos.

Recuerdo que cuando vivía en Tepic, me tocaba compartir como siempre el dormitorio con mi hermano, el en ese entonces estudiaba la primaria. Los dos dormíamos en una litera el en la parte superior y yo en la inferior, creo que eso lo hacia sentir grande jejeje, pero aun así no dejaba de ser ese niño que le tenia miedo a la oscuridad.

Recuerdo claramente que todas las noches ya que estábamos acostados el siempre tenia el televisor encendido, por el ruido de la tele y la luz que produce yo no podía dormir, daban mas de las 12 de la noche y el seguía despierto, con el pasar de los minutos mis ojos se empezaban a cerrar, hasta que completamente cedía al sueño, aun estando “dormido”  podía escuchar la voz de mi hermano decir, ¡lalo no te duermas hasta que yo me duerma!,  a lo cual yo respondía ¡no estoy dormido, estoy pensando con los ojos cerrados!

Así transcurrían las horas, hasta llegar el punto en que mi hermano caía rendido, así que me levantaba y con frio apagaba el televisor. Todas las noches era lo mismo, al despertar yo tenia muchísimo sueño y mi hermano como si nada hubiese pasado, ni las gracias me daba jejeje.

Cuando recuerdo este momento de mi vida, se dibuja una sonrisa en mi rostro ya que de cierta forma puedo ver el amor de Dios  como padre hacia con nosotros.

El siempre esta ahí, cuidándonos, ayudándonos, mostrando su amor de mil y un formas, pero sobre todo, esperando el momento en que nosotros retrocedamos de nuestra mala forma de vivir, y caer rendidos ante el.

Es increíble, pero me asombra el amor extravagante con el que Dios nos ama, me asombra que antes de que yo le amara el me amo a mi, que antes de que yo naciera el ya pensaba en mi, de que antes de que me mis padres me pusieran nombre el ya me nombraba y hablaba conmigo.

Creo que así como yo cuidaba de mi hermano hasta que el se durmiera, Dios cuida de nosotros aun cuando ni siquiera existíamos aun cuando no somos fieles a El, aun siendo nosotros “padres” malos sabemos dar cosas buenas, que mejor EL ,que es el Padre celestial nos dará cosas aun mejores. (Mateo 7:11).

Nunca dude de cuidar los sueños de mi hermano, es por eso que entiendo el amor de Dios, al no dudar de enviar a su hijo por amor a nosotros para perdón de nuestros pecados JUAN 3:16), nos falta conocer mas el amor de Dios, nos falta dejar de verlo como eso, como “DIOS” y empezarlo a ver como PADRE, PAPA, PAPI hasta conocerlo de una forma mas intima como PAPITO.

Cuando nosotros conocemos a Dios como PAPITO nos damos cuenta que pertenecemos a El, que somos suyos, que hemos sido sellados con su Espíritu, que ya no somos amigos, ni siervos si no hijos, esa es nuestra identidad, el ser hijos de Dios, cuando reconocemos el lugar a donde pertenecemos, en ese momento de que tendremos la seguridad de que aun estando en problemas, tristezas, angustias dormiremos tranquilos, pues sabremos que nuestro Padre celestial estará ahí con nosotros, que velara nuestros sueño, que peleara contra gigantes y que nos cubrirá día con día con su amor.

El deseo de Dios es que lo conozcamos en intimidad, que podamos entrar confiadamente ante su presencia todos los días, en todo tiempo, sabiendo que hemos sido justificados por la sangre de su hijo y que es en ese momento cuando Dios nos revela cosas impresionantes, pues solo a los que conocen el amor del Padre pueden conocer sus secretos.

 Eduardo Alcaraz Trinidad. 

DIOS LLENE TU VIDA DE BENDICIONES, QUE HAGA PROSPERAR TU CAMINAR, QUE INUNDE TU CORAZON CON SU AMOR, PAZ Y GRCAIA….PERO SOBRE TODO QUE SU PRECENSIA TE ACOMPÑAE EN TODO TIEMPO. 

TE AMO EN EL AMOR DE CRISTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s